Lesionados en motos ocupan gran parte de las camas en los hospitales de Venezuela / Hospital Luciani en Caracas atiende casi mil por año

Lesionados en motos ocupan gran parte de las camas en los hospitales de Venezuela  / Hospital Luciani en Caracas atiende casi mil por año

El reportaje publicado hoy por el Diario Últimas Noticias (anexo) y realizado por la periodista Patricia Marcano, merece 100 puntos, un trabajo de investigación como muy pocos y quizás el único publicado referente a la  accidentabilidad en motocicletas, los distintos datos recabados son de gran ayuda para quienes estudiamos los hechos de tránsito. Las cifras incluyen a distintos centros de salud, entrevistas a lesionados, médicos, sus auxiliares, también al personal de rescate completa el excelente trabajo; para AVEPAE será de gran ayuda, esperemos que sea igual para quienes tienen la directa responsabilidad moral y social de encontrar soluciones a tan grave problema vial “Una epidemia en dos ruedas”. Por AVepae A.C. Kenett José Agar Angulo Director.  Lunes, 6 de agosto 2012

Al menos 10 motorizados caen al asfalto cada día

La mayoría sobrevive, pero entre 40% y 60% queda lesionado. Hospital de El Llanito atiende casi mil por año
Patricia Marcano | Últimas Noticias.-
Una de las preguntas obligadas para hacerle a Luis era cómo ocurrió el accidente. “Aceleré y agarré la curva muy duro. Perdí el control. Quedé inconsciente hasta que sentí que me cosían la cara”. No recuerda en qué tramo de la autopista fue, ni el nombre de la vía expresa. Era domingo, tal vez las 8 am, e iba a su casa.”Los accidentes en moto han tomado la batuta en la lista de morbilidad de cualquier hospital, a escala nacional”, asegura Jairo Carreño, adjunto del Servicio de Traumatología del Hospital Domingo Luciani de El Llanito.

Foto de referencia  por AVepae. 

Haga click para ampliarla

Luis es uno de ellos, así como uno de los 10 y hasta 15 motorizados que, a diario, son socorridos por los Bomberos del Distrito Capital en autopistas y avenidas.

De sus 29 años de edad, había dedicado 15 días a manejar moto, vehículo que compró para trabajar. Lo cuenta acostado en una camilla, envuelto en una gruesa cobija, en la Emergencia de Traumatología del Luciani. “Cada vez que me veo la cara me acuerdo. No la voy a usar más. Prefiero calarme mi cola. Espero no cambiar de opinión”, expresa adolorido, entre pausas reflexivas.

Cerca de 30 puntos de sutura casi bordeando su ojo izquierdo, varias costras oscuras por la cicatrización de heridas en su cara, una pierna enyesada y varios “tutores” para estabilizar sus huesos inferiores, concentran el impacto.

Los bomberos atienden uno o dos fallecidos diarios, pero la Policía Nacional también interviene en estos casos. De este cuerpo de seguridad no se obtuvo información, aunque se solicitó.

10 motorizados consultados reconocieron que son imprudentes, “pero nadie se escapa, también los peatones y conductores son imprudentes”, expresó William González. Y aseguran que casi siempre los fallecidos son jovencitos menores de 25 años, denominados “los 2011” o “los 2010”, “porque son los novatos que agarraron la moto ayer y van volados”, explicó Carlos Ríos, mototaxista.

En las autopistas Francisco Fajardo y Valle-Coche se registran la mayoría de los accidentes, indicó un bombero que pidió no ser identificado. La siniestralidad es mayor cerca de accesos o salidas,  o donde se forman embudos (San Agustín, La Paz, cerca del Puente de Los Leones en El Paraíso, La Planta, Plaza Venezuela, La Bandera, kilómetro 0 de la Panamericana) y pocas veces en la Cota Mil o en la Caracas-La Guaira, detalló. En avenidas los choques abundan en las intersecciones.

Lesionados de por vida
 | En 2009, la Unidad de Politraumatizados del Domingo Luciani recibió poco más de 700 heridos por accidentes en motocicletas. La diferencia con respecto a los heridos de bala es mínima.

Pablo Ottolino, jefe de la unidad, informó que desde hace dos años están registrando casi mil por año, de los cuales 84% son hombres y el resto mujeres. En este hospital no se refiere ni contrarrefiere a ningún paciente y siempre hay insumos, destaca su director, Alexis Parra Soler. De hecho, el jueves esperaban a un paciente (motorizado) de Cumaná.

18 y 33 años es el rango de edad de estos pacientes, aunque han tenido que amputar a adolescentes de 16 años, comentó Carreño. “Más de 60% o 70% presentan fracturas abiertas, de tibia y fémur. Tienen alta probabilidad de sobrevivir pero cerca de 40% queda con secuelas importantes como miembros acortados, dismetría y hasta amputación. Las motos están generando un problema de salud, la demanda supera al número de camas”, advierte.

Traumatismos craneoencefálicos, torácicos y abdominales son otras lesiones que pueden comprometer la vida.

Algo poco común para los traumatólogos es ver una “rodilla flotante”, que ocurre cuando hay fractura de fémur y tibia, pero en Venezuela esto es común por las caídas en moto, acota Carreño, y lo mismo destaca Wilmer Santana, jefe de Traumatología del Hospital Jesús Yerena de Lídice.

Allí llegan entre 8 y 10 motorizados por día. Santana hace énfasis en el tiempo de atención. Antes de 6 horas la herida se considera contaminada, después se considera infectada y cambia el panorama. Las bacterias que hay en el pavimento entran en contacto con piel y huesos, y requieren antibioticoterapia. Los pacientes pueden estar hospitalizados entre 3 y 6 semanas, y la recuperación es larga, hasta 1 año entre la cirugía y rehabilitación, “si es referido, si no hay rayos X como aquí en Lídice desde hace cuatro años, se retrasa más la atención”.

En el Hospital de Los Magallanes de Catia ocurre algo similar, pueden estar 52 días hospitalizados esperando por cirugía, por el material o pasando por la carencia de médicos, relata Rosa Torrealba, adjunta de Traumatología, y agrega que también puede haber fracturas de húmero con lesión del plexo braquial (hombro y brazo) causando una incapacidad.

En 10 o 20 años vamos a tener a un grupo de la población con discapacidad, como si fuesen heridos de guerra, son hombres en edad productiva, 60% queda con secuelas. Las prótesis tienen 15 años de vida útil o menos, y puedes hacer un recambio. Después, ¿cómo queda ese paciente?”, pregunta Santana.

El impacto de estos accidentes en la salud pública del país se ve en cada hospital. Por ello los médicos sugieren controlar la circulación de motos.

pmarcano@
Lesionados en motos ocupan gran parte de las camas en los hospitales de Venezuela  / Hospital Luciani en Caracas atiende casi mil por año El reportaje publicado hoy por el Diario Últimas Noticias (anexo) y realizado por la periodista Patricia Marcano, merece 100 puntos, un trabajo de investigación como muy pocos y quizás el único publicado referente a la  accidentabilidad en motocicletas, los distintos datos recabados son de gran ayuda para quienes estudiamos los hechos de tránsito. Las cifras incluyen a distintos centros de salud, entrevistas a lesionados, médicos, sus auxiliares, también al personal de rescate completa el excelente trabajo; para AVEPAE será de gran ayuda, esperemos que sea igual para quienes tienen la directa responsabilidad moral y social de encontrar soluciones a tan grave problema vial “Una epidemia en dos ruedas”. Por AVepae A.C. Kenett José Agar Angulo Director.  Lunes, 6 de agosto 2012 Al menos 10 motorizados caen al asfalto cada día La mayoría sobrevive, pero entre 40% y 60% queda lesionado. Hospital de El Llanito atiende casi mil por…
" class="soc-follow tumblr" target="_blank">

About the author  ⁄ shadday777

Avatar

No Comments