VIH / SIDA Crisis en Venezuela/ Prevención “NO HAY”- 45.000 pacientes, reciben ARV, 200.000 personas portadores del VIH

HEMOS PERDIDO TODOS ESTOS PRECIOSOS AÑOS DE PREVENCIÓN. y lo estamos pagando bien caro. Todo el país se verá afectado, su producción, su economía, la de cientos de miles de familias.

Por Kenett Agar

Todos conocen el alcance logrado en muchos países para detener el avance del VIH/SIDA. En Venezuela en materia de prevención donde estamos!  en pañales;  ¿Por qué en Venezuela estamos tan tan atrasado en materia de prevención, atención y control del VIH/SIDA?, tan tan lejos del control de esta epidemia, es que tiene que ser un presidente el que le ordene a un ministro lo que de lógica por su responsabilidad y profesión, debería saber y hacer un ministro de salud, me refiero a todos los ministros desde los años 80 hasta el presente, ¿Que programa o plan de prevención y control de la epidemia de VIH/SIDA se ha mantenido en el tiempo y ha sido efectivo? ninguno….

Las cifras lo dicen todo, Venezuela con  45.000 pacientes, recibiendo ARV, con un sub-registro de 100.000 a  200.000 personas portadores del VIH (cifra  muy poco divulgada) hay quienes aseguran que la realidad es mayor, mujeres y hombres que no lo saben, igual,  y si lo saben, andan por allí, como decimos en criollo como Pedro por su casa repartiendo el virus, que locura de país, que barbaridad.

El ministerio de salud es el ente responsable de las políticas de salud, recuerden todos que al finalizar cada día a las 24 horas se habrán infectado 28 ciudadanos que habitan en nuestro país, de los cuales sólo al final la mitad serán reportados, donde el 85% son adolescentes y adultos jóvenes, entonces cada semana son 196 casos, cada mes 784, al año ya estamos en 11.000 casos registrados,  con un sub-registro solo multiplicado por 1 (En los años 80 y 90 los científicos multiplicaban cada registro por 10), es de entenderse que en definitiva son entonces 22.000 ciudadanos infectados el pasado año; a nosotros nos preocupa mucho si es uno o 100, ¡Que horror, que cara dura tienen los responsables, disculpen no hay responsabilidad, estamos en Venezuela, se me olvidaba

Este escrito lo inicié a principio de año luego, el 26 de mayo pasado, pero sin publicarse, la tercera intención fue al recibir el reportaje de prensa enviado a los miembros de la RED OBC con servicio en VIH/SIDA y traducido por el Sr Bernard Chappard (Fundación Daniela Chappard) denominado el (SIDA EN CUBA – UN REGIMEN AUTORITARIO HA LOGRADO CONTENER LA PANDEMIA, anexo abajo) digno de leer, y  hoy quiero de verdad terminar este pequeño borrador, si valga la pena

 Ayer 18 de julio, en la reunión de la RED OBC con servicio en VIH con autoridades de salud en el auditorio del INH, pude entre muchas denuncias y situaciones que se dijeron y se gritaron (el colmo máximo de la desidia, de una desorganización en el país, donde la frase más escuchada por representantes de toda la RED de 42 y más (ONG – OBC-) no importa el nombre – de los estado Bolívar, Táchira, Apure, Zulia, Miranda, Libertador,Portuguesa y otros dignos luchadores de otros estados; algunos pidiendo prestado para poder llegar a Caracas !lo que importa es lo que somos y hacemos! la frase de ayer en ese digno auditorio el cual refleja en una de sus paredes  una gran placa y fotografía del Dr Enrique Tejera;  la palabra más repetida fue  NO HAY – NO HAY – NO HAY !no hay Prevención de la epidemia de VIH/SIDA en nuestro país, no hay leche para los infantes de madres portadoras, no hay reactivos, no hay condones para repartir en el país desde hace 3 años y los que se repartieron hace un año (6 millones estaban defectuosos y aprobados por ? (mucha gente  metida en este desfalco), el colmo de más desidia y el colmo de los colmo, se repartieron en todo el país, para que? para desaparecer la evidencia, ! seguimos,  NO H A Y! Kits para Bioseguridad, no hay dinero para las OBC-ONG—–para los proyectos de prevención (en todas estas denuncias hay documentos muy serios, denuncias aparecidas en prensa y pero, quedaron en el olvido, la Venezuela saudita aguanta esto y mucho más; mientras las infecciones aumentan cada día, si cada día.

A cuantas reuniones he asistido en el ministerio de salud en los 3 últimos años,  puro bla, bla, bla, mareo y mareo, cuantas jaleas de lenguas escuché, yo me pregunto si desconfían de las OBC y de otros funcionarios, entonces demuestren UDS, haciendo prevención de otra forma, pero tampoco lo hicieron osea ni lavan ni prestaron la batea y el pueblo infectándose del virus de VIH.  Sin dudas alguna en Venezuela se ha hecho muy poco en prevenir el VIH/SIDA; mientras en Brasil reparten 25 millones de condones en 4 días de carnaval, en cuba con 11 millones de habitantes, solo en un año reparten 100.000.000 de condones, osea que estamos atrasados atrasados, o que alguien nos muestre lo contrario; ¿será que no hay capacidad humana en el país – ! Pareciera !  no es solo el condón, creo que el mejor preservativo es la fidelidad, sexo responsable, abstinencia.  Si somos el país de mayor embarazo en la adolescencia de latino-américa , es precisamente por carecer de una educación sexual efectiva a nuestros niños, niñas y adolescentes. Planes van, planes vienen – estudios van y vienen – investigaciones van y vienen, informes van y vienen – pura teoría – y cada día crece la estadística de infectados  ¿y a quién le duele? A quiénes le interesa que la salud nuestra, de los que habitamos este bello país, pero donde la inmoralidad administrativa no se sanciona, al contrario se gratifica, despidiéndose del cargo y sabe que hacen luego se van a MIAMI a vivir del socialismo y la revolución que los hizo millonarios y los pendejos luchadores  seguimos y parece seguiremos sin recursos suficientes.

Somos orientadores, EDUCADORES EN VIH/SIDA. (RED OBC con servicio en VIH/SIDA -Venezuela),  nada fácil ejercer esta función, pero la elegimos hace muchos años y no se nos valora

Sr presidente Hugo Chavez Frías, denos el apoyo y en poco tiempo, comenzaremos a darle una respuesta al país, difícil es, nunca imposible, se han perdido muchos años de prevención y atención, pero tenemos que unirnos todos-todos para afrontar este grave problema que cada día crece silenciosamente en nuestras familias, niños, niñas, jóvenes, adultos, jóvenes adultos, tercera edad, en fábricas, empresas, instituciones públicas y privadas, pero que el país no quiere ver, se han hecho muchos esfuerzos en entes, que en líneas anteriores menciono (gratificante), pero ese no  es el todo, el plan nacional que hay que abordar; por favor tomemos medidas drásticas para afrontar esta epidemia antes de que sea más tarde, en juego está la calidad de vida de niños a ancianos, de cada familia en el país.

Por AVEPAE Asociación civil fundada en 1999.    Kenett José Agar Angulo   –  23 de julio 2012

A CONTINUACIÓN  documento enviado por el Sr Bernard Chappard a la RED OBC con servicio en VIH/SIDA de Venezuela 42 organizaciones.

    “SIDA  E N  C U B A”

UN REGIMEN AUTORITARIO HA LOGRADO CONTENER LA PANDEMIA.

La Habana – Yudelsky O’Connor, el primer bebé que se conoce habiendo nacido portador del virus VIH  en Cuba tiene ahora 25 años. Es una joven llena de vida, y divertida. Se acaba de divorciar pero desea volverse a casar y tener hijos.

Su padre murió a causa del sida cuando ella tenía 10 años, y su mamá cuando tenía 23. Por poco, ella misma se muere jovencita.    “No temo la muerte”, dice, “yo sé que cualquier día puede llamar a mi puerta. A todos nos toca. Pero tomo mis medicinas.”  Yudelsy está viva más que todo por tener una genética favorable y  gracias a la política del gobierno cubano que supo atacar la epidemia de manera drástica.  Cualquier debate nos conduce a admitir que las medidas sumamente estrictas del gobierno al aparecer los primeros casos fueron decisivas. Hasta 1993, a cualquier persona con un test positivo de vih, la recluyan en un centro de cuarentena. Que si la medida ha sido exitosa, no permite discusión.

En Cuba ahora, solamente se registran 14.038 casos.

La tasa de infección es de 0.1 por ciento, a la par de Finlandia, Singapur y Kazakhstan. Esto es un sexto de la tasa de los Estados Unidos, un veinteavo de la de la vecina Haití.

La población de Cuba es prácticamente la misma que la New-York y, en las tres décadas,

78.763 NEUYORKINOS HAN MUERTO A CAUSA DEL VIH-SIDA CONTRA 2.364 CUBANOS.

Otros elementos explican este logro cubano: la salud siendo una prioridad. Además la prueba del vih se ha vuelto asombrosamente rutinaria.

EL GOBIERNO INUNDA EL PAÍS CON MILLONES DE CONDONES PRACTICAMENTE REGALADOS, concentrándose en los grupos de alto riesgo como las prostitutas y prostitutos; a los adolescentes les entrega material para educarlos a practicar sexo seguro. Además espía a los que viven con VIH para conocer sus contactos sexuales.

Gran contraste con lo que sucede en los Estados Unidos -50.000 nuevas infecciones cada año- donde la respuesta es por demás insuficiente. Millones de pobres nunca ven a un médico. El test es opcional y muchos pacientes ni siquiera van a buscar su resultado después de realizarlo. La educación sexual está tan politizada que en muchas escuelas la educación sexual no existe; los condones son costosos, además la distribución gratuita casi inexistente.

Más sorprendentes aparecen los logros si se toma en cuenta que en Cuba la epidemia es genéticamente tan diversa como en África: 21 variedades cuando en los Estados Unidos casi todos los casos son del mismo, subtipo B.

Esta diversidad genética, Cuba se la debe a su dedicación a la “ayuda externa.” Desde 1960 Cuba ha mandado a miles de “internacionalistas” afuera –soldados, médicos, profesores e ingenieros. Se instalaron por toda África y, así muchos  han traído una gran variedad del virus cuando regresaron a Cuba. Según un estudio realizado en 2002, 11 de estos subtipos del virus son desconocidos en otros países. Aparecen cuando dos distintos se unen.

Y lo logrado por Cuba lo ha sido a pesar de ser un destino turístico sexual para europeos y canadienses.

Mientras la policía endurece las leyes castigando la prostitución callejera, en los bares y los lobbies de los hoteles , en el centro de La Habana las calles están llenas de mujeres jóvenes, conocidas como “jineteras”, -palabra popular significando “jockeys”- que se acercan a los turistas, ofreciendo acompañarlos para tomar un trago,  o más bien ir a bailar, dejando bien claro que las sugerencias podrían significar algo más…A pesar de esto, las nuevas infecciones no son sino  aproximadamente 1000 casos diagnosticados cada año, 81% entre hombres  pero muy pocas mujeres solteras.

“Gran parte de las que se acuestan con turistas saben usar condones”, indica el Dr. Ribero Wong, un especialista de sida aquí.

Un estudio hecho en 2009 indica que 77% de las trabajadoras del sexo utilizan condones rutinariamente.

Por supuesto que hay machos jineteras para los turistas gays, “pero creemos que los nuevos casos ocurren entre la gente común dice el Dr. Luis Estruch Rancaño, encargado oficial de la salud pública. Principalmente en la comunidad homosexual sumamente promiscua donde se tiene numerosas parejas sin tomar precauciones.”    Un ejemplo es Carlos Emilio García, 50, un enfermero que trabaja y vive en un ex-centro de cuarentena fuera de La Habana.  En los tests semestrales que hacen en el trabajo, salió negativo entre 1990 y 1996, pero positivo en 1997.

Él admite haber tenido muchas parejas; aclara, No, ignoro quien ha sido mi asesino.”

Preguntándole cómo es posible que un enfermero que conoce los riesgos de una sexualidad sin protección tome este riesgo, el contesta, moviendo las manos en el aire, “Ud. sabe –todos hacemos loqueras de vez en cuando.”     Según unos expertos, las pocas mujeres cubanas infectadas lo fueron por los compañeros secretamente bisexual.

“Transmisiones homo-bisexual” es una categoría aparte en Cuba, socialmente,

Un hombre que tiene ocasionalmente relaciones sexuales con otro hombre no se considera gay si es él que penetra (es el “macho”), explica Ramón Arango García, diseñador y profesor en el Centro Nacional de Sida y Transmisiones de Enfermedades Sexuales.

El uso de la heroína, que conduce a muchas epidemias, en Cuba prácticamente no existe, asegura un experto.

Y, desde 1986, solamente 38 bebés han nacido con el virus. En Cuba, el sistema de salud “desde la cuna hasta la tumba”, practica 12 check-up pre-natales a las mujeres en estado durante los cuales se les hace el test del vih por lo menos dos veces.   Antes de que las medicinas antirretrovirales fueran disponibles, a las mujeres en estado se les sugería  abortar o si deseaban tener el niño, cesárea y se le daba alimento para bebé gratis para no amamantarlo y así  evitar el riesgo de transmisión vertical del virus. Ahora consiguen las medicinas gratuitamente.

COBERTURA UNIVERSAL

Cuba, a pesar de estar económicamente quebrada, exhibe orgullosamente uno de los legados de la revolución de 1959: Seguro de salud universal y gratuita.

Cuba tiene 535.000 trabajadores de la salud (“Somos doctores o jugadores de pelota” bromea un microbiólogo de un hospital) y cada ciudadano esta registrado con una médico de familia cercano; si un paciente olvida un check-up, el doctor se encarga de conocer la razón.

“Me educaron para que esperara que los pacientes me vinieran a visitar” indica el Dr. Rafael Mazín, principal especialista de vih/sida de la Organización Pan Americana de la Salud en Washington, quien es Mexicano. “EN CUBA, EL DOCTOR VISITA A LOS PACIENTES.”

Cuba se equipara con los Estados Unidos tanto en la esperanza de vida como en la mortalidad infantil”

El Dr. Jorge Pérez Ávila es en Cuba como Tony Fauci, el médico más conocido para tratar vih y sida. Ya es abuelo, evidentemente muy querido por sus pacientes como la Srta. García, pero recuerda perfectamente como ayudaba a su padre para confeccionar unas bombas de gasolina para tirar a los policías durante el gobierno de Batista. Siendo adolescente, se escapó del colegio para ir a vivir en las montañas, para enseñar a los campesinos a leer y escribir de acuerdo con un programa oficial después que Castro tomó el poder.

Él ha tratado los padres de Yudelsy García sobre su lecho de enfermos y recuerda haber oído el papá decir “Haga todo lo que pueda para ayudar mi hija a vivir.” (Su papá, quien fue soldado en Angola, había sido chófer de camiones. Tuvo nueve novias en diferentes ciudades. Ha infectado a cinco.)

Muchos especialistas reconocen que Cuba ha reaccionado a tiempo y de manera eficiente a la amenaza de la epidemia. En su libro, publicado solamente en español, “SIDA: confesiones de un Doctor”, relata la reunión que ha permitido la reacción cubana.

En 1983, Fidel Castro  visitó el Instituto Pedro Kourí, el mejor hospital tratando las enfermedades tropicales, para asistir a una presentación sobre malaria y dengue.

Al final, Castro, de repente le preguntó al director “Gustavo, que es lo que estás haciendo para evitar que el sida aparezca en Cuba?”

El Dr. Gustavo Kourí, hijo del fundador del instituto se quedó paralizado y tartamudeó “El sida, Comandante? El sida…. es una  nueva enfermedad. Todavía no sabemos si la produce una bacteria, un virus o un hongo. No tenemos todavía mucha información, solamente lo que se ha informado desde los Estados Unidos y Europa reportando casos. Demorará años antes que sepamos lo que puede significar.”

Castro contestó: “Pienso que va a ser la epidemia de este siglo. Y es su responsabilidad, Gustavo, de impedir que se vuelva un problema mayor aquí.”

Esto ha ocurrido dos años antes que un presidente americano públicamente pronunciara la palabra “AIDS” (SIDA).

Cuando le preguntaron al Dr. Pérez cómo Castro pudo tener este presentimiento,  Pérez vacila para conseguir la explicación y dice: “Castro tiene luz larga” o sea luces altas, como los carros…”Lee mucho. Presiente lo que viene”

El Dr. Pérez puede ser un fan del gobierno Castro y a la vez es algo cínico; el primero de Diciembre ha gritado un “Viva Fidel en su hospital para conmemorar el Día Mundial del sida”. Pero no ha dejado de mencionar que Fidel, alguna vez le dijo “Jorge he leído tu correo. Tus pacientes dicen cosas muy bonitas de ti”

El cuerpo médico reaccionó rápidamente. La primera acción fue destruir toda sangre importada -20.000 unidades-  Esto para evitar un desastre que la población hemofílica tanto en los Estados Unidos como en Francia había sufrido.  Mandaron médicos a Brasil y Francia para estudiar los casos.

Todos los médicos de familia del país recibieron órdenes de vigilar toda infección como el sarcoma de Kaposi o la Neumocystis carinii neumonía que podrían indicar el sida.

Evidentemente, porque el test para detectar los anticuerpos del vih todavía no se conocía, los primeros casos se detectaron cuando la enfermedad estaba avanzada. Los médicos pensaron que los pacientes morirían en un año. Una presunción equivocada que ha justificado la política de cuarentena.

En 1986, ya que Cuba no podía importar unos kits para detectar el vih por el embargo US, los ha traído de Francia. 750.000.

Según la Dra María Isela Lantero, encargada del VIH en el Ministerio de Salud de Cuba, a los 11 millones de ciudadanos  se les han hecho 43 millones de pruebas del VIH; el año pasado se hicieron 2.000.000 tests. Esto es el equivalente de pruebas para la población sexualmente activa cada tres años. Sin embargo, el acento está puesto en los grupos de más riesgo donde se repiten las pruebas más a menudo.

A los cubanos que regresan del extranjero se les hacen pruebas de manera rutinaria. Igual sucede con las mujeres en estado, los prisioneros, los soldados, los pacientes de los hospitales, los trabajadores de la salud y toda persona tratada por enfermedades venéreas. También con las personas sospechadas de ser homosexuales, trabajadores sexuales por supuesto.

Haydee Martínez Obregón, 33, que vive en el sanitario de Sancti Spíritus, en el centro de Cuba, desde que tiene 19 años, es un ejemplo de esto. (Ella dice que ha sido su decisión de vivir allí porque no tiene otra casa)

Cuando se le preguntó cómo supo que era infectada, ella dijo: “Mi doctor de familia tuvo la buena idea de hacerme el test, sabiendo que yo era muy promiscua.”  Y cómo lo pudo haber sabido?    “Mi madre se lo ha dicho.

Test anónimos y voluntarios se hacen en 700 clínicas y hospitales. Cualquiera que sale positivo recibe una consulta con un enfermero epidemiólogo que le pregunta el o los nombres de las parejas con quienes se ha acostado.

Por ley, es opcional contestar.     “Si se niegan a contestar, no pasa nada” dice el Dr. Pérez.

Pero está claro que sí, se ejerce cierta presión sobre el paciente.

Un paciente que contesta NO, recibe una cita con un médico, luego con un trabajador social y finalmente con un siquiatra algunas veces. Luego, un equipo de educadores VIH-positivos le hace una visita a su hogar. Posiblemente haga lo mismo un Comité por la Defensa de la Revolución.

Dependiendo del caso, estos comités son los defensores de la Revolución Cubana, espías domésticos o simplemente soplones.

Algunos se niegan todavía. Arachu Castro, una profesora de la salud global en Harvard Medical School quien a menudo trabaja en Cuba, ha contado el caso de una mujer que insistía en que nunca se había acostado con otro hombre que su marido que era absolutamente sano.     “La llamábamos la Inmaculada Infección.”

Hay otras formas de presiones sutiles, Dr. Castro dice. La educación socialista les enseña a los cubanos a ser responsables los unos por los otros. Por lo tanto, los cubanos subsisten en parte gracias a las raciones alimenticias que otorga el Gobierno y los enfermos reciben cantidades extra, así como sus medicinas.

Cualquiera con un resultado positivo también debe tomar un curso de dos semanas titulado: ”Vivir responsablemente con el VIH.”

Desafío futuro

Ahora que la cuarentena ya no está en efecto, y el virus afecta principalmente a los gays y bisexuales, las nuevas infecciones, lentamente pero inexorablemente están aumentando. Actualmente se acercan de 1.000 cada año, “y estamos esperando un tope” dice el Dr. José Joanes Fiol, director epidemiólogo del Min. De Salud.

ACTUALMENTE LOS CONDONES Y LA EDUCACIÓN SEXUAL SON NUESTRAS PRINCIPALES ARMAS.

La sociedad cubana es lo contrario de puritana; vestidos provocantes son una rutina, el flirt es común, y también lo es el divorcio, así como los encuentros extra-maritales.

El gobierno distribuye más de 100.000 000 condones cada año.

Todos los lugares frecuentados por jóvenes, hasta pizzerías tienen que ofrecerlos.

“Los primeros que importamos venían de China, venían con mariposas y pingüinos en los sobres”, dice Manuel Hernández Fernández, un educador sobre VIH desde hace 25 años, nos dice riéndose, “tuvimos que cubanizarlos.”

Ahora unos muestran  un hombre manoseando unos senos desnudos; otros llevan dos hombres impresos.

Durante una distribución de condones durante el Día Mundial del sida, unas mujeres  reían mientras unos hombres –mayormente gays – colocaban condones dentro de sus escotes.

“Solamente uno?” decía una “qué voy a hacer con uno solo?”

Omairy Lorenzo, 18, una estudiante periodista en la Habana, observando la distribución, declaró que le enseñaron a colocar un condón sobre un pene de plástico en la escuela cuando ella tenía 12 años. Uno de sus compañeros de clase, Abel Lescaille, 20, dice, “algunas veces estamos hartos de educación sexual.

Hasta hace poco, la sociedad cubana y el gobierno demostraban una muy severa homofobia y esto desde los primeros días de la revolución. A los hombres gays los mandaban en campos de trabajos forzosos.

Fidel Castro recientemente ha declarado públicamente que lamentaba esta acción.

Ahora hay más tolerancia.

Al mismo tiempo, el gobierno controla virtualmente todo lo que es propiedad privada. No hay bares gays ni hoteles para los gays. Los hombres gays buscando aventuras a menudo tienen sexo en edificios abandonados, en parques donde unos ladrones duermen y la policía organiza rondas, dice Libán Molina, voluntario en una estación de prevención de sida hot line.

SOLAMENTE LA MITAD DE LOS 11.764 CUBANOS QUE VIVEN CON EL VIRUS RECIBEN MEDICINAS ANTIRRETROVIRALES.

En TEORÍA, Cuba debería ser un excelente laboratorio para aplicar el “Test y Tratamientos.”, el nuevo protocolo según el cual los pacientes que resultan positivos reciben medicinas inmediatamente para así reducir de 95% su chance de infectar a cualquier otra persona.

Para lograr esto, se necesitaría tratamientos modernos pero Cuba solamente produce los anticuados, tratamientos menos efectivos. Solamente 1.100 pacientes reciben las drogas nuevas. Las pagan unos donantes extranjeros.

“SABEMOS DEL TEST-AND-TREAT”, DICE EL Dr PÉREZ. “QUISIERAMOS PODER APLICARLO, SI FUERA POSIBLE. PERO NECESITAMOS LOS FONDOS.”

A Regime’s Tight Grip on Aids:       By Donald G. McNeil Jr.          New York Times, 2012/05/08

Fuente: http://ow.ly/b6Jnm

Traducción libre, Bernard Chappard.

NOTAS DEL TRADUCTOR:

Siendo venezolano, rodeado por el Vih/sida desde hace 25 años, lamento profundamente que la influencia cubana que se ha hecho sentir en nuestro país en varios sectores no haya permitido asegurar un mejor control del gobierno sobre la epidemia de vih/sida.

Recursos no faltan.

Ciertamente medicinas gratuitas, hay.

Pero la prevención a base de educación sexual es insuficiente y los condones gratis inexistentes desde hace varios años.

Cuba reparte 100.000.000 cada año para 11.000.000 de habitantes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *