VELOCIDAD Y ALCOHOL
Mueren 3 adultos y 3 adolescentes

Ayer a las 8:30 de la mañana en l a carretera nacional que conecta a la ciudad de Barcelona con el sur del estado, ocurrió un fatal accidente que dejó como saldo a seis personas fallecidas.

El hecho sucedió a 300 metros de la fábrica de cerámica que se encuentra cercana a la entrada de la población de San Mateo.

Un camión cargado de cerámica, marca Iveco 380, de color blanco y verde con matrículas 34JFAK, de uso exclusivo de la Compañía Transporte L.B.H 200, iba conducido por Pablo Ponciano Martínez (38), quien salió desde el estado Vargas con destino a la ciudad de Puerto Ordaz para entregar la mercancía.

Éste impacto contra un vehículo Ford Fiesta Power, de color negro, placas AA205NC, que se dirigía a la ciudad de Barcelona. Esta unidad la manejaba Hormides José Damas (27), quien iba acompañado de Betty Prado Figueroa (37), Gabriel José Pino Rivas (21), Elymar López (35) y sus dos hijos de 14 y 16 años respectivamente, todos oriundos del municipio anaquense.

A juicio de las autoridades el chofer del vehículo de paseo, intentó pasar el carro que iba delante, sin percatarse que en el canal contrario venía el camión; a éste le fue imposible esquivarlo y el impacto fue inevitable, los vehículos chocaron de frente.

El auto de carga pesada dio varias vueltas quedando a un lado de la vía, mientras que el otro se volcó y producto del fuerte golpe fue impulsado a varios metros de distancia del lugar del hecho, quedando alejado de la artería vial.

En un área de 100 metros no sólo quedaron esparcidos trozos de cerámica sino también partes del pequeño vehículo y pedazos de los cuerpos de los ocupantes de éste. Los oficiales destacaron que lograron recolectar botellas de cervezas, una botella de whiskey y una carpa que se encontraba en la maleta del Fiesta Power.

El piloto del camión recibió politraumatismo generalizado y fue llevado al Centro de Diagnóstico Integral Ángel Márquez de San Mateo; mientras que los cuerpos de las otras víctimas mostraban claros reflejos de mutilación.

Coincidencia

Una hora antes éste grupo de personas se encontraban en hospital Angulo Rivas visitando el cuerpo de Aiskel Pérez, mujer asesina la madrugada de ese mismo día, presuntamente por su cuñado. Sin embargo no se pudo comprobar alguna conexión.

Al lugar del siniestro se presentó Protección Civil y Bomberos de Anaco, así como también Tránsito Terrestre y Funcionarios de la Policía Municipal de Libertad.

 

VELOCIDAD Y ALCOHOL
Los tres heridos, tras salirse del automóvil, quedaron dispersos en diversas partes de la vía, mientras que Deyvic quedó dentro del automóvil sin vida, llevaba puesto su cinturón de seguridad.

29 de abril 2012

La cifra de muertes en la carretera se sigue elevando. Abril ha dejado 18 decesos, cuatro de ellos reportados entre la mañana del viernes y la madrugada de ayer.

A las 4:30 de la mañana de ayer quedó sin vida Deyvic Manuel Centeno Roa, de 31 años. El hombre, acompañado por Yeinny Carolina Forero Petter, de 24 años, quien presentó lesiones craneoencefálicas; Génesis Petella, de 21 y un joven de nombre Euro Bolívar, se trasladaban a Puerto Ordaz, por la autopista de Ciudad Bolívar tras haber pasado varias horas en el parque San Jacinto, disfrutando de los toros coleados, a pocos kilómetros del peaje Guayana.

Centeno al parecer perdió el control del volante de su camioneta Mitsubishi Montero, color gris, placas AA234LF, mordió el hombrillo de la carretera y se volcó quedando del otro lado de la autopista.

Forero está en terapia intensiva en el Hospital Uyapar, donde está recluido Bolívar, quien proviene de

Puerto La Cruz; mientras que Petella fue llevada en delicado estado de salud a la clínica Ceciamb.

Autoridades del Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito Terrestre (Ctvtt), atribuyen la desgracia una vez más al exceso de velocidad e ingesta de alcohol al momento de conducir. Iban de regreso a casa después de estar en los toros coleados.

El fallecido, profesional en electricidad, tenía 12 años trabajando en la empresa CVG Venalum, en el área de planta de carbón. Tanto sus familiares como amigos y compañeros de trabajo lamentaron el hecho, señalando que era una persona trabajadora.     Residía en el sector Villa Colombia, en Puerto Ordaz y era padre de una niña de un año.