Cultura Vial Programa N° 50 Resúmenes / “Incendio en el Geriátrico CHIVACOA” Héroes Anónimos – 8 mujeres murieron

 Programa N° 50 de “CULTURA VIAL”  Este momento es propicio para que hablemos de nuestro compliacado inicio, quienes nos apoyan y la tarea de haber llegado al programa 50, les presentaremos un pequeño resumen de varios de los programas durante este primer año.

AVEPAE, es prevención, somos y creemos en ella, pero de la boca hacia afuera,”haciendo”, no podemos dejar fuera, sin comentar las vivencias del lamentable incendio ocurrido el pasado día domingo en el Geriátrico Chivacoa en la Castellana, aquí en Caracas

por AVEPAE  Kenett Agar

 

http://www.laverdad.com/sucesos/81532-no-hubo-mas-muertos-gracias-a-los-vecinos.html

 No hubo más muertos gracias a los vecinos”

Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.comEl fuego devastó las habitaciones de los ancianos. (Fotos: Cortesía El Universal)

Los familiares de las víctimas del geriátrico de Chacao denunciaron que los bomberos se tardaron en llegar y que ninguna autoridad les notificó sobre los decesos

Con un pedazo de cinta amarilla, con la inscripción No pase, peligro; cerraron el portón verde de la quinta Los Pinos, donde funciona el ancianato de Chacao. El hollín, el olor a humo, las paredes ennegrecidas, la soledad, los escombros y el silencio evidencian la tragedia. Un cortocircuito ocasionó el incendio y

la muerte de Marlene Lozano (66),

Adelaida Ávila (55),

Nieves García (76),

María Alarcón (60),

María de García (74),

María Meleno (46),

Luisa García (72) y

Yolanda Naya (75).

Los 32 sobrevivientes se quedaron sin hogar.

El Geriátrico Chivacoa, que funcionaba en la quinta Los Pinos de la avenida Mohedano de Chacao, atendía 40 pacientes,informó en rueda de prensa el alcalde Ramón Muchacho, en la que indicó que a 28 de ellos los rescataron los vecinos, los funcionarios de la Guardia Nacional, bomberos del Distrito Capital y Salud Chacao, ocho murieron y cuatro no estaban en la institución. 

A 10 ancianos se los llevaron sus familiares y a los otros 18 los recluyeron en el 4.° piso del Hospital Domingo Luciani, en El Llanito.

El fuego en el ancianato lo reportaron a las 7.30 de la noche del pasado domingo. Una enfermera percibió el olor a quemado. Era el cortocircuito de un cargador de teléfono conectado por una paciente a pocos centímetros de un colchón. El incidente causó un incendio que consumió, a simple vista, 60 por ciento de la casa, detalló Contrapunto.

El Ministerio Público comisionó al fiscal 27.º del Área Metropolitana de Caracas, Heycker Campione, para investigar.

Las denuncias

“No hubo más muertos fue gracias a los vecinos. Cuando los bomberos llegaron ya ellos habían controlado el fuego”, dijo Luis García, pariente de una de las víctimas. Según los vecinos, media hora tardaron en llegar los bomberos del Distrito Capital. 

Los familiares a las afueras de la morgue de Monte Bello catalogaron de irresponsable la actitud de los encargados del ancianato. Ninguna autoridad o personal del geriátrico les informó del incendio. Las redes sociales y la televisión fueron el canal por el que todos se enteraron del siniestro.

Lisbeth Carrero, sobrina de María Dolores Méndez (53), se enteró a las 9.00 de la noche por mensajes emitidos por la Alcaldía de Chacao y el alcalde Ramón Muchacho, a través de Twitter, que en la casa de reposo donde tenían internada a su tía se había incendiado.

María Magdalena Alarcón Parra (62) tenía Alzheimer y sus últimos dos meses los pasó en el geriátrico de Chacao. Sus familiares denunciaron que las instalaciones no estaban óptimas para el albergue de las personas de la tercera edad.

“Era un sitio muy pequeño y encerrado. No nos dejaban pasar a verla en el cuarto, porque todo era rejas y rejas”, comentaron en la morgue de Bello Monte.

Agregaron que este año se registró un conato de incendio en el geriátrico, cuando una secadora causó un cortocircuito. Dicen que no pasó a mayores.

También señalaron que solo dos enfermeros cuidaban a los 40 pacientes del Geriátrico Chivacoa, la mayoría de ellos con enfermedades crónicas y movilidad disminuida. A algunos de los pacientes debían amarrarlos en sus camas para evitar que se cayeran o agredieran al personal del geriátrico, debido a alteraciones del humor que los volvían agresivos. También señalaron que todos recibían medicamentos, algunos de ellos para poder dormir.

24

AGO

http://www.efectococuyo.com/efecto-cocuyo/amarrados-tenian-a-abuelitos-del-geriatrico-incendiado

Amarrados tenían a abuelitos del geriátrico incendiado

Laura Weffer Cifuentes

CompartirTuitear

Cerca de las siete de la noche del domingo, 23 de agosto, los vecinos de El Pedregal sintieron un bajón de luz. Nada extraordinario. Unos minutos más tarde, el aire se inundó de hedor a cable quemado. Luego vieron la candela. Lenguas de fuego salían del geriátrico Chivacoa, ubicado en la avenida Mohedano, de Chacao. Un grupo de ocho personas corrió hacia la casa a ver qué podía hacer. Todas las puertas de la quinta estaban cerradas. Tuvieron que saltar la reja y romper una ventana para poder empezar a sacar a los ancianos.

Foto cortesía: Alexander Borges.

Los primeros que llegaron fueron unos efectivos de la Guardia Nacional que patrullaban por la zona. Unos seis jóvenes uniformados se lanzaron al interior de la casa, sin máscaras ni equipo y, después, los vecinos. “Entramos como pudimos. Pero se escuchaban los gritos. Los sacábamos como podíamos. Algunos estaban amarrados con sábanas a sus sillas. Otros estaban tan sedados que ni se dieron cuenta de lo que pasaba. Había tanto calor que el techo colapsó. Con una manguera a presión que nos dieron del edificio de al lado le echamos agua. Vimos a los calcinados, que se quedaron con su postura. Seguíamos escuchando los gritos, hasta que ya no oímos más”, dijeron Alexander Borges y Henry Mendoza, ambos vecinos que ayudaron en el rescate. “Hasta un señor que venía en el carro con su hija y por casualidad se dio cuenta y también se bajó a ayudar”.

Foto cortesía: Alexander Borges.

De acuerdo con los cálculos  de los testigos, el incendio duró menos de 20 minutos. Los bomberos y Protección Civil llegaron cuando ya la tragedia se había consumado: ocho personas fallecidas, de las cuales tres murieron calcinadas y cinco asfixiadas. La lista de quienes perdieron la vida: Yolanda Laya (75), María Alarcón (61), María García (74), María Méndez (40), Luisa García (72), Marlene Losada (66), Adelaida Ávila (55) y Nieves García (60).

A los sobrevivientes se los llevaron al hospital Domingo Luciani, donde habilitarán un área especial para acomodarlos.

Foto cortesía: Alcaldía Chacao.

 

La mayoría de los 42 ancianos que vivían en el geriátrico privado tenían enfermedades mentales. Los vecinos aseguraron que con frecuencia se escuchaban gritos y golpes. En noviembre del año pasado ya había ocurrido un incidente similar, pero no había tenido mayores consecuencias.

José Rafael Navarro (75) fue uno de los sobrevivientes. Acostado dentro de una ambulancia, llevaba los jeans arremangados y una chemise a rayas. Su hijo lo acompañaba. Se disculpó por su dificultad para hablar, hace unos meses sufrió un ACV. “Lo que pasó es que una viejita dijo que iba a conectar una lámpara y estaba con una amiga, pero cerca había un vaso de agua que cayó en el enchufe e hizo un cortocircuito. Me dio mucho susto, pero estoy bien. A mi me sacó alguien cargado, porque no puedo caminar“, decía postrado. También hay otras versiones que apuntan a que no fue una lámpara, sino un celular lo que causó el incendio.

Foto cortesía: Alcaldía Chacao.

 

El hombre llegó sudando. Nadie sabía darle información sobre su abuelo. No había una lista consolidada. Solo se tenían los nombres de los fallecidos. Tenían algunos números de cédulas y los cotejaban con los familiares a ver si se parecían. El hombre se pasaba la mano por la cabeza constantemente. Esperó a que el alcalde de Chacao, Ramón Muchacho, agradeciera al contingente de la Guardia Nacional por su pronta respuesta. “Perdón, señor alcalde, es que quiero saber de mi abuelo. Se llama Leopoldo Linares y tiene 83 años”. El funcionario hizo una pausa de segundos y le respondió: “Sí, él está bien. Conversé con él un rato. Me dijo que había sido periodista de El Nacional. De Trujillo, tranquilo que está bien”. El hombre se pasó una vez más la mano por la cabeza, tomó su celular y dijo: Déjeme llamar a mi mamá que está preocupadísima.

Foto: Alcaldía de Chacao

 

Pero segundos antes las noticias no habían sido felices. “Vengo buscando a Magdalena Alarcón (61)”, dijo el joven enfundado en un traje de ejercicios oscuro. Muchacho sabía que ese nombre estaba entre las fallecidas. Se acercó a los familiares. Les dijo lo que había ocurrido y les pasó el brazo por los hombros. Pero ellos no tenían consuelo. Había un par de mujeres que casi se desmayan. Se daban fuerza una a otra, en el abrazo. “Mi tía trabajó 30 años en el Seguro Social, en el hospital Santa Ana. Agarraba el turno de la noche para poder estar con sus hijos durante el día. Esperaba que su esposo llegara para poderse ir. Mi tía era una buena mujer”, decía una de las familiares y se agarraba el estómago con fuerza. Le ofrecieron agua y declinó. Dijo que ni siquiera eso podía soportar. Aseguró que sabía sobre los maltratos, pero no había podido hacer nada para sacarla, pues había otra ala de la familia que sí la quería allí.

Foto: Laura Weffer Cifuentes

 

Al rato, llegó esa otra ala. Una joven vestida de enfermera. Los zapatos generalmente tan blancos, estaban sucios de polvo. Intentó hablar con su hermana, pero se lo impidieron. Gritaba que había ido a visitar a su mamá ese día y que, aunque sufría de Alzeihmer, la había reconocido y le había dado la bendición. “Estaba bellísima”, decía a quien quisiera escucharla. “Dios ¿por qué me haces esto?”, gritaba, arrodillada, mientras le pegaba con la mano abierta al pavimento. Intentaban contenerla, pero sin mucho éxito. “Yo que le eché tanta bola con mi mamá. Yo no tengo culpa, yo lo que tengo es ira”.

Más de 100 funcionarios entre bomberos, Protección Civil, Ministerio Público y Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas hicieron acto de presencia en la Mohedano. Los vehículos, uno tras otro, estaban estacionados en ambas aceras de la calle. Se supone que se abrirá una investigación para saber quiénes son los responsables. De acuerdo con versiones preliminares, en Chivacoa no había personal suficiente. Para la noche del incendio, solo estaban en las instalaciones la encargada de la cocina y un enfermero que estaba llegando justo cuando se prendió el fuego. De nuevo, los vecinos se mostraron molestos ante la indolencia, pero de alguna forma confiando en la justicia divina. Ana se abrazaba a sí misma, mientras soltaba una sentencia tajante: Llegará el día en que les tocará entregarle cuentas a Dios.

Así quedó una de las ventanas laterales de la casa. Foto cortesía.

 

 

http://notesreport.net/murieron-ocho-mujeres-en-incendio-en-casa-de-reposo/

Murieron ocho mujeres en incendio en casa de reposo

NOTES REPORT ILAGOSTO 25, 2015 | 12 | |

inShare

El luto seguía instalado ayer a las afueras de la morgue de Bello Monte y en las adyacencias de la quinta Dos Pinos en la que funciona el geriátrico Chivacoa, en la avenida Mohedano de La Castellana, en Chacao, luego del incendio registrado el domingo en la casa de reposo en el que murieron ocho mujeres.

María Dolores, de 40 años de edad, es una de las mujeres que falleció en el siniestro. La paciente estaba recluida en el centro desde hace 2 años a causa de una meningitis. Su sobrina Lisbeth Carrero lamentó que solo 2 enfermeros que trabajan 24 por 24 horas atendían a 40 pacientes.

“Una de las informaciones que se maneja es que cuando se generó el cortocircuito con el cargador del celular de una paciente se prendió un colchón, y uno de los extintores de fuego no funcionó. A mi tía la tenían amarrada porque tenía esquizofrenia y una fractura de cadera. Solo dos enfermeros no se daban abasto para atender a todos los pacientes. Además el personal de enfermería era inestable por la mala paga que recibían”, dijo.

En la medicatura forense también estaban los familiares de María Alarcón, de 61 años de edad. Su sobrina Yuliana Alarcón dijo que la mujer estaba recluida desde diciembre por padecer de alzheimer: “Mi tía ejerció la enfermería por 30 años en la clínica Santa Ana, en San Bernardino, pero hace 2 años la jubilaron debido a su condición”.

Héroes anónimos. El domingo a las 6:45 pm vecinos de Chacao que vieron el humo que salía del centro activaron las alarmas para rescatar a los pacientes, mientras llegaban comisiones de los Bomberos del Distrito Capital. Betsy Sosa aún se exaltaba ayer cuando relataba cómo hicieron para ayudarlos durante los 40 minutos que transcurrieron antes de que llegaran los bomberos.

“Salvamos vidas. Estamos orgullosos. Lamentablemente no pudimos ayudar a las ocho mujeres, pero aquí estuvimos hasta pasadas las 11:00 de la noche para ayudar”, señaló Sosa. Los voluntarios ingresaron a la quinta luego de violentar la puerta del garaje. Luego rompieron una ventana para cargar a los pacientes. Mientras que vecinos del edificio Piedras Pintadas sacaron una manguera para intentar extinguir las llamas.

En dos de las habitaciones del centro de atención privado –que en su mayoría albergaba a personas subvencionadas y remitidas por el Seguro Social– hubo pérdida total de camas y de estructura. Allí murieron cinco mujeres por asfixia y tres carbonizadas.

Enma Blanco, esposa de un sobreviviente identificado como Humberto Vielma, de 69 años de edad, dijo que hasta hace unos meses pagaba 8.000 bolívares por la estadía de su pareja en el centro. “El monto cubría solo la alimentación, pero la comida que le daban era poca y los medicamentos teníamos que pagárselos”.

Ramón Muchacho, alcalde del municipio Chacao, informó que de los 40 pacientes que vivían en el centro, 28 fueron rescatados por los vecinos de la zona, así como por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y Bomberos del Distrito Capital: “De las 28 personas rescatadas, 18 están en el hospital Domingo Luciani en un lugar especial que habilitaron para ellos y las otras 10 están con sus familiares. En el momento del siniestro 4 pacientes estaban fuera del centro”.

El Ministerio Público comisionó a Heycker Campione, fiscal 27º del área metropolitana de Caracas, para investigar las causas del siniestro.

 Murieron ocho mujeres en incendio en casa de reposo

via EN

MP comisionó a fiscal para investigar muerte de 8 mujeres por incendio en geriátrico

 Escrito por Prensa Ministerio Público  Agosto 24, 2015

El Ministerio Público comisionó al fiscal 27º del Área Metropolitana de Caracas (AMC), Heycker Campione, para investigar la muerte de ocho mujeres, tras un incendio ocurrido este domingo 23 de agosto en el Geriátrico Chivacoa, ubicado en la avenida Mohedano de Altamira, municipio Chacao del estado Miranda.COMPARTIDOSFacebookTwitterGoogle+Correo

Las víctimas del siniestro fueron identificadas como Marlene Lozano (66), Adelaida Ávila (55), Nieves García (76), María Alarcón (60), María de García (74), María Meleno (46), Luisa García (72) y Yolanda Naya (75).

El representante del Ministerio Público coordina las diligencias y experticias que practican funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), quienes se trasladaron al mencionado sitio para colectar evidencias que permitan determinar si existen responsabilidades penales derivadas de este hecho.

De acuerdo con la información preliminar, a las 7:30 de la noche del pasado domingo se produjo un incendio en el Geriátrico Chivacoa, ubicado en la avenida Mohedano de Altamira, en el municipio Chacao, donde murieron las ocho féminas.

 Ocho abuelos fallecidos por incendio en geriátrico de Caracas

Ocho fallecidos por incendio en geriátrico de Altamira (Notisur24/)

Con información del diario 2001;Últimas Noticias; Globovisión y AVN

Caracas, agosto 23.- Durante la noche de esta domingo, se registró un incendio en el ancianato Chivacoa, específicamente en la avenida Mohedano, de Los Palos Grandes en la ciudad de Caracas, en donde ocho personas habrían fallecido, así lo informó en su cuenta Twitter el alcalde de Chacao Ramón Muchacho @ramonmuchacho, la Alcaldía de Chacao @Chacao y también el director de Justicia Municipal de la Alcaldía de Chacao, Gustavo Duque.

 Con mucho dolor debo informar el fallecimiento de 8 abuelitos a consecuencia de un incendio en el Geriátrico Chivacoa, escribió Muchacho.

El incendio fue controlado por comisiones de la Policía de Chacao, Salud y Ambiente, minutos después de haber iniciado.

Trascendió que dos abuelitos fallecieron quemados y seis por asfixia.

Hasta el momento se desconocen las causas del incidente, así expresó en su cuenta de Twitter el director de vigilancia y transporte terrestre de Chacao, Juan Solano.

Salud Chacao atendió a 10 personas por asfixia. Vecinos, Policía de Chacao y bomberos lograron salvar a 32 personas, reportó Alcaldía de Chacao.

El alcalde de Chacao, Ramón Muchacho a través de su cuenta en Twitter, señaló Estamos de luto en medio de una tragedia indescriptible. No hay palabras para solidarizarnos con tanto sufrimiento, escribió.

Además mencionó Nuestro sincero agradecimiento a efectivos de GN que junto a nuestros funcionarios actuaron en resguardo de los abuelitos en esta tragedia.

Vecinos de la mano de @PC_Chacao, @SaludChacao y @PoliciaChacao evitaron mayor número de víctimas.

En las investigaciones se encuentran efectivos del Cicpc, del Cuerpo de Bomberos de Distrito Capital, el fiscal 27 del Área Metropolitana de Caracas del Ministerio Público, que realizan las experticias para determinar el origen del incendio. 

 24-08-2015 06:00:00 a.m.

Incendio en geriátrico de Chacao dejó 8 fallecidos

Efectivos de seguridad y protección del municipio realizaron labores de rescate

 La información fue anunciada por el alcalde Ramón Muchacho (Créditos: @alfredojimenor) 

ÚN.- En horas de la noche de este domingo, el alcalde del municipio Chacao, Ramón Muchacho anunció a través de su cuenta en la red social Twitter sobre el fallecimientos de ocho adultos mayores en medio de un incendio en un geriátrico de la zona. 

 El burgomaestre informó que los vecinos del sector El Pedregal, de la mano de los efectivos de Protección Civil Chacao, Salud Chacao y Policía de Chacao realizaron labores para evitar la muerte de más víctimas. 

 “Estamos de luto en medio de una tragedia indescriptible. No hay palabras para solidarizarnos con tanto sufrimiento”, escribió. 

 El geriátrico se llama Chivacoa y está ubicado en la avenida Mohedano de Los Palos Grandes. 

Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/sucesos/incendio-en-geriatrico-de-chacao-dejo-8-fallecidos.aspx#ixzz3jsi0qy6Y

 Programa N° 50 de “CULTURA VIAL”  Este momento es propicio para que hablemos de nuestro compliacado inicio, quienes nos apoyan y la tarea de haber llegado al programa 50, les presentaremos un pequeño resumen de varios de los programas durante este primer año. AVEPAE, es prevención, somos y creemos en ella, pero de la boca hacia afuera,”haciendo”, no podemos dejar fuera, sin comentar las vivencias del lamentable incendio ocurrido el pasado día domingo en el Geriátrico Chivacoa en la Castellana, aquí en Caracas por AVEPAE  Kenett Agar   http://www.laverdad.com/sucesos/81532-no-hubo-mas-muertos-gracias-a-los-vecinos.html  No hubo más muertos gracias a los vecinos” Redacción Sucesos / Maracaibo / noticias@laverdad.comEl fuego devastó las habitaciones de los ancianos. (Fotos: Cortesía El Universal) Los familiares de las víctimas del geriátrico de Chacao denunciaron que los bomberos se tardaron en llegar y que ninguna autoridad les notificó sobre los decesos Con un pedazo de cinta amarilla, con la inscripción No pase, peligro; cerraron el portón verde de la quinta Los Pinos, donde funciona el ancianato de Chacao. El hollín, el olor…
" class="soc-follow tumblr" target="_blank">

About the author  ⁄ Kenett José Agar

No Comments